el blindaje continúa en el Congreso

Abel Salinas en el Minsa

Diario Uno 14 de enero

El nuevo Ministro conoce bien el sector; por ello la exigencia debe ser inmediata y mayor. 

Alexandro Saco 

Publicado: 2018-01-14

Abel Salinas conoce el sistema de salud y su problemática; ha sido Director Ejecutivo del Hospital María Auxiliadora (uno de los más complicados del país), Superintendente Adjunto de SUSALUD, Director de la Secretaria de Coordinación del Consejo Nacional de Salud, asesor del despacho vice ministerial. Por eso la exigencia de una adecuada conducción y cambios en el sector debe ser inmediata y enfática.

Salinas ha insistido en la necesidad de lograr un pacto por la salud con todos los actores sanitarios. Me tocó interactuar con el actual ministro, en las discusiones que derivaron en el Acuerdo Nacional en Salud suscrito en agosto de 2015. Salinas participó en algunas sesiones como representante del APRA, yo en representación de FOROSALUD.

El discurso convocante del nuevo Ministro contrasta con su primera actividad pública luego de ser designado: el almuerzo con los médicos apristas, cantando el himno de su partido y posterior intervención de Jorge del Castillo. Más allá de ello, tener a Salinas en el MINSA es cualitativamente superior al desastre de las gestiones anteriores encabezadas por García y D’Alessio.

PACTO Y PRIORIDADES

Si el nuevo ministro tiene en realidad la voluntad de construir una salud distinta, está en sus manos, sin dejar de atender lo urgente y el absorbente día a día, la posibilidad de desarrollar ese pacto por la salud tomando como base política programática el “Acuerdo Nacional en Salud”, del cual participó en su deliberación. Como se lo hemos hecho saber, desde la sociedad civil estamos en la plena disposición para ese dialogo y priorización de medidas.

Si bien el contexto y devenir político económico de este periodo de gobierno es incierto y en salud de retroceso, sí es posible y necesario recuperar el sentido de la conducción del MINSA priorizando un conjunto de medidas en ejes clave: acceso y calidad de los servicios; conformación de redes territoriales que respondan a la necesidad de la población desde un primer nivel potenciado; ordenamiento remunerativo y optimización del desempeño de los trabajadores; gestión, organización y progresiva integración del sistema nacional de salud.

Hemos soportado 18 meses de una conducción negligente del MINSA, que en el último periodo se manchó además con la manipulación administrativa y legal del indulto el ex dictador Fujimori. Si bien el Ministro Salinas como ha dicho no se va a referir al indulto, lo que sí le corresponde es apartar de inmediato a toda la “Alta Dirección” coludida con esas maniobras.

INDIGNACIÓN Y ACCIÓN

El Ministro ha pedido que nos indignemos junto con él frente a la anemia que afecta a más del 40% de niños, frente a la mortalidad materna que el 2017 ha sido mayor que en el 2016, frente a la mortalidad neonatal que implica miles de niños invisibles muertos cada año. Estamos de acuerdo.

Por eso le pedimos al Ministro Salinas que con la misma fuerza nos indignemos y combatamos la corrupción, el mal entendido corporativismo profesional que traba reformas, el maltrato constante a los pacientes en los hospitales del MINSA y ESSALUD, la violencia obstétrica que se expresa en partos en pasillos y baños, el abuso de la industria farmacéutica que impone precios e introduce tratamientos muchas veces innecesarios. Es decir, medir con la misma vara a todos los que se aprovechan de la salud.

USTED DIRÁ

El Ministro Salinas pertenece a esa entidad amorfa que se puede denominar la comunidad de salud del país, es decir las personas que trabajamos desde distintos roles en la salud pública. Los ex ministros o ex funcionarios del MINSA, se acuerdan de la comunidad de la salud cuando dejan de ser autoridades. Salinas la ha conminado al inicio de su gestión, lo cual es atendible. Debe entonces encargar a gente capaz de establecer el diálogo constructivo en busca de acuerdos para que éstos se desarrollen desde ya.

Como decía líneas arriba, la situación nacional es compleja y no sabemos si el gobierno sobrevivirá, pero eso no impide que los que estamos en salud pongamos por delante el derecho de la gente y la aspiración compartida de lograr el sistema que el país merece. Usted dirá señor ministro.


Escrito por

Alexandro Saco

Corredor, activista por el derecho a la salud.


Publicado en

alexandro09538

Just another Lamula.pe weblog